¿La composición musical es un talento que viene heredado o adquirido? Discrepo con la idea de que solo es heredado. El ser humano necesita expresarse por medio de ideas propias o repitiendo las ideas de otros; la música expresa sentimientos, palabras, estados de ánimo y conceptos de manera única e irremplazable.

Yo creo en Dios, y el valor añadido (trascendental) que su presencia le agrega a la música es fundamental. Considero que Jesús es el Compositor, Creador y Autor de la música.

Desde que lo conocí escribo música. A los 14 años de edad comencé a componer sin saber sobre intervalos, escalas, armonías, contrapunto y más conceptos que sirven pero que no son más importantes que la motivación. A continuación comparto contigo una guía básica para que comiences tú también.

Encuentra tu motivación

Lo primero que debes tener sumamente claro es: ¿para qué componer? ¿porqué? ¿cuál es tu motivación? La motivación es el eje principal que te llevará a desarrollar melodías, letras, estilos y sonidos a lo largo de toda tu vida como compositor. Esto le dará valor, sentido y trascendencia a tu legado musical. Dedica tiempo a reflexionar sobre esto.

Guarda tus ideas

El segundo elemento clave es guardar todas las ideas. Repito: TODAS LAS IDEAS. En un papel, en el móvil (celular), un ordenador (computadora), en una cinta de casete. Todo sirve cuando se trata de guardar la letra y/o la música. Cuando la idea viene es mejor que te encuentre preparado, porque en general no regresa.

Reserva tiempo para componer

En tercer lugar hay que reservar tiempo para componer, para improvisar, para dejar que las ideas fluyan en tu mente. Es importante compartir, mostrar las ideas musicales a personas de confianza que te puedan dar su opinión sincera. Estar dispuesto a recibir consejos, incluso dejar que otro desarrolle, adapte y modifique la composición.

Escucha, escucha, y escucha

Escuchar, escuchar y escuchar toda la música que te recomienden o que a la gente que amas le gusta. Escuchar música en directo, asistir a conciertos grandes o pequeños; pasar tiempo a conciencia analizando, escuchando y disfrutando la música. Aprovechar el gran legado musical de millones de canciones que la historia pone a nuestro alcance. Tener un criterio musical, ser exquisito con la música que incluyes en la lista de “tus canciones favoritas”; estar dispuesto a que ella cambie en el tiempo ☺.

Produce

Finalmente debes producir tus composiciones. Esto implica pasar horas y horas para darle a tu idea musical madurez y que se pueda presentar en público. En la música clásica esto implica orquestar, hacer variaciones, contrapunto, partituras, etc. En la música pop necesitarás de uno o varios instrumentistas; o simplemente de ti mismo y un ordenador.

Registra tu creación

No olvides registrar tus ideas en propiedad intelectual. He creado un artículo en el que explico con más detalle el proceso de registro y publicación.

Concluyendo

Durante estos años he escuchado a personas repetir la idea de que “ya está todo inventado”, pero Dios no es egoísta y coloca en nosotros la capacidad de crear, innovar, pensar, aprender, re-inventar y organizar sonidos en el tiempo. Mientras exista Dios, el ser humano y el tiempo; el sonido y el silencio podrán ser combinados de novedosas formas. Y casi me olvidaba de mencionar que componer con otros: ¡es genial!

Enlaces de interés:

COMENTARIOS

Se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. No se responderán consultas sobre este asunto. Serán aceptados en este espacio solo comentarios relacionados a noticias y artículos y no anuncios comerciales. Por favor, mantenga todos los comentarios respetuosos y corteses con los autores y con otros lectores.

Denis Boidi

Acerca de Denis Boidi

Productor Musical en HopeMedia. Game player, ciclista urbano, explorador de nuevos instrumentos, esposo y padre.    

Pin It on Pinterest